ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

3 sept. 2010

NORMANDÍA Y LA BRETAÑA, (1)


TRES SEMANAS POR NORMANDÍA Y LA BRETAÑA
Agosto 2010

  Acabamos de cumplir un año con la autocaravana y después de todo un invierno disfrutando de ella esperábamos con ansias las vacaciones veraniegas para realizar un viaje mas largo, puesto que todas nuestras salidas habían sido de dos o tres días a excepción de la Semana Santa que fueron cinco seguidos  por Lisboa y sus alrededores, gratísima experiencia por cierto.


  El terrible verano que estábamos sufriendo en Madrid, ya desde Junio, y que nos ha castigado con extrema dureza nos induce a buscar lugares lo mas al norte posible, intentando poder dormir por las noches con mas fresquito, disfrutar de algún chaparrón que otro, y poder salir a visitar los lugares sin tener que esperar a que se haga de noche. También por accesible y por la gran información existente en los foros, nos decidimos por visitar Normandía y La Bretaña francesa que reúne todos estos requisitos y muchos mas, sin duda.  Así pues nos preparamos para nuestro gran primer viaje de tres semanas, con las tarjetas bancarias y sus micro-chips nuevos, un buen mapa que nos prestó para la ocasión nuestro vecino ya experto, recopilación en Internet de todos los sitios y lugares que mereciesen la pena a lo largo de la costa ( desde Etretat en Normandia bajando hasta la frontera en Irún ), preparando el tema del acople a los bornes para coger agua y luz en las áreas ( que tuvo su historia ) y sobre todo el recientemente estrenado y aún poco conocido por nosotros GPS, del que inevitablemente hablaré  en éste relato. Sí diré para general conocimiento que conseguí el día anterior a nuestra salida, introducir en su memoria todas las áreas para autocaravanas que tienen en Francia, sin ninguna certeza de cómo funcionaría y si realmente nos serviría. En ésta dirección http://www.campingcar-infos.com/index1.htm  ofrecen descargar gratuitamente para Tom Tom, Garmin, y otros modelos de GPS, distintos archivos específicos y tenerlos en la memoria interna junto a los mapas del navegador. Resultó sencillamente maravilloso.

   Nuestro planteamiento para estos largos viajes utilizando autocaravana, lo hemos tenido muy claro desde muchísimos años antes de poderla adquirir. Hay que tener claro por donde quieres ir, las cosas y los sitios que merecen la pena conocer, pero en ningún momento sujetarnos a la rigidez de un programa estrictamente planificado. La planificación para nosotros consiste precisamente en saber previamente que es lo que nos interesa conocer de cada sitio pero utilizando la gran ventaja que precisamente viajar en autocaravana ofrece, no solo la movilidad, sino también el cambio de planes sobre la marcha.

  Pensamos que nos apetecía más pegar el tirón hasta Normandía de un golpe y luego ir por toda la costa de regreso a casa , ya en plan tranquilos, y hasta donde diese de sí el tema. Al principio del viaje estas mas fresco para hacer muchos kilómetros seguidos y el regreso hacerlo desde mucho mas cerca.
Así las cosas nos ponemos en marcha.

MARTES 10 DE AGOSTO,

  Después de una sofocante noche  en la que casi no pegamos ojo, a las 10 de la mañana comenzamos a rodar por la A-1 desde Madrid, dirección Burgos, bueno no, dirección Etretat en Francia. Hemos configurado el navegador directamente hasta allí aunque vamos a tardar un par de días por lo menos y lo hemos hecho sin pasar por autopistas de peaje. Así, sin prisas, tenemos claro que disponiendo de tiempo merece la pena evitar las autopistas porque es como realmente se conocen los países, o por lo menos bastante más. Además no es nada desdeñable aprovechar para ahorrarte unos buenos euritos. Muchas obras por la carretera en las calcinadas tierras de Castilla suavizándose la temperatura al llegar mas al norte. A la altura de Alsasua paramos a comer y llenar el depósito. El paso a Francia fue alucinante a través de las calles de Irún en cuanto dejamos la autovía. Congestión absoluta que continuó aún más atravesando las primeras localidades de Biarrtiz, San Juan de Luz y los demás. Deteniéndonos constantemente, atravesábamos estas poblaciones con una lentitud digna de la M-30 madrileña en hora punta. Esto hizo que se fuese haciendo algo tarde y empezamos a pensar que sería bueno encontrar un área y de paso conocer alguna bonita villa por estos lares. Aquí empezamos a ver una de las maravillas del GPS. A medida que avanzábamos, aparece en la pantalla, el icono de las áreas que se encuentran cerca de la ruta planificada y solo tienes que tocar en ellas para que te ofrezca la posibilidad de cambiar el itinerario a ese nuevo destino. Fantástico no?. En lugar de tener que llevar el mapa en el regazo todo el viaje puedes ir haciendo fotos del paisaje. Pasamos por la primera área y estaba “petada” por lo que seguimos adelante con la ruta original, aparece otra y también sin cambiar el destino la vemos de lejos absolutamente congestionada, y seguimos. Mas adelante y sin dejar los atascos, paramos para descubrir otra función de nuestro amigo. La posibilidad de visualizar todas las áreas existentes en la ruta y elegir la que nos parezca mejor. Por la corta distancia que se encontraba de donde estábamos, seleccionamos una y cuando nos dirigimos a ella nos metemos en otro monumental atasco callejero. El buen tiempo y supongo que las vacaciones de Agosto junto a la playa originaba ésta situación. Sin tener ni idea de donde nos encontrábamos nos sitúa con precisión a la entrada de un área que pensamos sería la primera en conocer de Francia, pero vana ilusión. Entramos, la recorrimos entera, despacito, una vuelta, otra, nada de nada, nos gesticulaban algunos con la cabeza, que nó, que nó, que no hay sitio. Nos dimos cuenta enseguida que lo mejor sería alejarnos lo mas posible de las zonas playeras y viendo nuevamente en el GPS la lista de áreas y su ubicación a lo largo de la ruta original, ésta vez sí, con el mapa en la mano, nos decidimos por una al azar y a mas de cuarenta kilómetros de donde estábamos, resultando la operación un éxito porque enseguida desaparecieron los atascos, dejándonos meticulosamente a las puertas de un supermercado ( Netto )  en la localidad de St. Vicent de Tyrosse. ( D-810. N 43º40.195’ – W 01º16.804’)

MAPA GENERAL DE PERNOCTAS ABAJO DEL TODO

  Solo había una Ac francesa que cargaba y vaciaba  y después de aparcar cómodamente me dispuse por primera vez a “dialogar” con un francés sin tener ni puñetera idea del idioma. Sin problemas, muy amable y dispuesto, me informó que se podía pernoctar gratis y para utilizar el borne había que sacar unas fichas en el supermercado (que ya estaba cerrado a las 19:50) 3 € 10 minutos de agua y unos veinte de luz. Si realizabas una compra superior a 20 € era gratis. Menos mal que no lo necesitamos. Junto al borne del área había una lavandería automática. Por fin estamos en Francia, bien acomodados y algo cansados del primer tirón que no ha sido excesivo (569 kms) pero muy pesada la parte francesa. Con ambiente fresquito nos quedamos fritos muy temprano. A las diez estábamos durmiendo. ¿Tan pronto nos hemos convertido al horario europeo?.

MIÉRCOLES 11 AGOSTO, Sillé le Guillaume.

  Nos levantamos muy pronto y a las siete y media, desayunando tranquilamente, observo como ya había personal trabajando en el Súper aunque se habría a las 9,30 h.

  Observando el mapa, vemos que nos queda un largo trayecto hasta la costa de Normandía donde queríamos empezar nuestro periplo y sabemos que circulando fuera de peajes se hará mucho mas largo, pero ése es nuestro planteamiento del viaje. No nos importa que el viaje de “enlace” hasta la zona que nos interesa en ésta ocasión se alargue y que no hagamos otra cosa que circular, porque transitando por carreteras convencionales, comarcales en ocasiones, realmente es cuando sientes el pulso de un país y nos apetecía dejarnos empapar por ésa sensación. Viajar sin premuras ni con el tiempo ni con los horarios. A ello vamos.

  Nos ponemos en marcha con la mejor de las ilusiones y totalmente en manos del GPS. Extraña sensación dejarse llevar en un trayecto de casi mil kilómetros sin saber por donde nos conducirá, acostumbrados en nuestras antiguas andanzas a estudiar los mapas con lupa y llevar la guantera empapelada de folletos y apuntes.

  Se circula muy bien por Francia, carreteras secundarias en muy buenas condiciones, las nacionales perfectas y muchísimos kilómetros desdobladas con lo que es el efecto práctico de viajar por autopista pero sin pagar. Muy bien porque además existen multitud de áreas de descanso dignas de merecer éste calificativo, amplias, limpias y muy bien atendidas. Inevitable empezar a comparar con nuestro querido país.

  Así pues cruzamos Burdeos y un montón de pueblos pequeños con sus correspondientes rotondas....ah las rotondas¡. Inefables rotondas francesas. Todos hemos oído hablar de la gran proliferación de éste invento en las carreteras galas y efectivamente, circulando fuera de autopistas terminarás atravesándolas casi en automático y aprendiendo a manejar los intermitentes como Dios manda.

MAPA GENERAL DE PERNOCTAS ABAJO DEL TODO

  En el área de Ruffec por la N-10 y después de solamente 300 kilómetros nos detenemos a comer; era muy pronto pero habíamos desayunado muy temprano y , claro, el horario europeo. Que adaptación mas perfecta, estábamos comiendo casi antes que los franceses y alemanes que paraban allí también. Reposté por primera vez a un precio muy similar al nuestro y comprobando que se podía pagar perfectamente con la tarjeta de débito sin micro-chip.

 Continuamos viaje sin prisas pero sin detenernos a excepción de alguna paradita para dar una calada que otra y estirar las piernas. El Gps nos llevaba ahora por carreteras sin desdoblar, atravesando ciudades que quedaban en la retina para futuros viajes. Rozábamos lugares del valle del Loira, pero sabemos que para ésa zona merece la pena dedicar un viaje. Cruzamos Saumur e intuimos su belleza a lo lejos cruzando sus preciosos puentes ahora en obras.

  Al llegar a Le Mans sufrimos la primera lección sobre interpretar las indicaciones del Gps.... que todo hay que aprenderlo. Al llegar a una rotonda muy grande y amplia, veo en la pantalla la flecha de la dirección a seguir, que gira a la derecha pero sin entrar en la rotonda, la voz del Gps también me indica que tome la primera salida a la derecha. Es decir, una curva para los que van a la derecha de la rotonda pero sin entrar en ella, evitarla y así la circulación no congestiona dicha rotonda. Interpretaciones que haces en segundos , claro, pero mira por donde, a los franceses se les ha ocurrido hacer un túnel en ése desvío pero con gálibo de 2,20 mts máximo. Me fijo en la señal del gálibo pero no me da tiempo y la rebaso, dándome el tiempo justo para frenar y encontrarme con la barrera de cadenitas colgando delante del parabrisas. No puedo recular y todo el mundo parado detrás nuestro. 2,20 y la Ac tiene 2,28...sin la antena pequeña. Justo a continuación del gálibo se veía un desvío para evitar el túnel y entrar en la rotonda. Los franceses se impacientaron, empezaron a pitar y el que iba detrás se coloca en el arcén indicándonos ostensiblemente y muy enfadado, que continuase por el desvío. No tuve mas remedio que continuar y cruzar el gálibo a paso de caracol, pero literalmente, jamás he conducido tan despacio, oyendo el roce de las cadenitas por el techo. Primera lección y muy importante, lo que diga y lo que indique el Gps, no va a misa. Con la práctica aprendes a interpretar por donde te quiere llevar, salvando situaciones del tráfico que nuestro amigo no puede ver ni interpretar. Lógico no ¿. Menos mal que se quedó en una anécdota.

  Todo el día circulando pero disfrutando de los paisajes tan diferentes a los nuestros, aunque al final se convierten en un poco monótonos en el sentido de que siempre vas circulando como entre setos, las carreteras perfectamente bordeadas de una vegetación exuberante y muy cuidada, los pueblitos parecen que rivalizan entre sí para ofrecer una imagen limpia, cuidada y siempre profusamente adornados de flores por todas partes, a propósito de los pueblos pequeños, cuidado con los bordillos porque es muy habitual que para separar los dos sentidos de la marcha y ralentizarla , ponen en el centro de la línea continua y haciendo una curva muy estrecha, un seto de flores encontrándote con bordillo a la derecha y el bordillo del seto a la izquierda, en curva y muy cerrada, con lo que es muy fácil comértelos con las ruedas traseras.

  A la salida de Le Mas paramos a descansar en un área preciosa y muy tranquila donde decidimos ir buscando donde pasar ésa noche ya que hoy tampoco llegaríamos a Etretat. La mas cercana la tuvimos que desechar porque después de dirigirnos a ella, la carretera estaba limitada a 2 metros de anchura. Buscamos otra, siempre en ruta hacia nuestro destino y llegamos a la localidad de Sillé Le Guillaume, atravesando campiñas solitarias y túneles hechos con los árboles sin cruzarnos con nadie en mas de veinte kilómetros.
 
MAPA GENERAL DE PERNOCTAS ABAJO DEL TODO
 
  Un área junto a la estación del tren, en donde no había nadie y el borne no funcionaba. Después de dos días sin dejar de circular, nos apetecía dar una vuelta por la primera ciudad francesa y caminar algo antes de cenar, y fue curioso porque hacía menos de cuarenta y ocho horas que nos sobraba toda la vestimenta por el calor y aquí tuvimos que salir bien abrigaditos.

  Nos sorprendió muchísimo esta ciudad porque aún no era tarde, las ocho u ocho y media, lucía el Sol pero no había ni un alma por la calle. Todas las casas junto al centro histórico eran de fachadas altísimas, de piedra, ocultando los últimos rayos del sol, provocaban un aspecto un tanto frío y solitario de toda la ciudad.
 
Lo mas destacable es lo que resultó ser una iglesia parroquial-colegiata (Desde la carretera de entrada nos pareció una Catedral por su aspecto imponente). Nuestra Señora de la Asunción, Románica del s.XI , preciosa por sus elegantes formas. Está incluida entre los monumentos Históricos nacionales. Para completar el imponente conjunto se encuentra un castillo construido con fines militares en la época de la guerra de los cien años y relacionado con Juana de Arco. Mi francés no daba para más.
 
Regresamos a la auto y seguíamos solos en el área. El silencio y la tranquilidad eran imponentes.

Siguiente entrada: Normandía y La Bretaña (2) ÉTRETAT


Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...