ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

16 may. 2013

Espalion y Estaing. MIDI-PYRÉNÉES 3



15.08.2012

Continuamos la ruta hacia el pueblo de Espalión. Comemos en una agradable área de descanso junto a la carretera cuando comienza un amago de tormenta veraniega lo que nos hace comer en el interior en lugar de utilizar las mesas y sillas acondicionadas en unos prados de lo mas agradables, pero en contrapartida la temperatura refresca lo suficiente para que sea soportable la continuación de nuestra ruta.


Espalión. Puente sobre el río Lot.

Enseguida llegamos a Espalión. Recuerdo una fortísima rampa cuesta abajo con un desnivel del 11% que nos deposita, con una prolongada bajada, en la entrada del pueblo. Vamos localizando varios aparcamientos según cruzamos Espalión y casi en la salida nos detenemos perfectamente aparcados en el lateral de la calzada con muchos menos agobios que en los aparcamientos del centro.


Caminamos de vuelta hacia el interior del pueblo que  como es pequeño enseguida llegamos, encontrándonos en primer lugar con un puente adoquinado precioso, peatonal, salvando las dos riveras del Lot y comunicando las dos partes antiguas del pueblo,  por donde transcurre, desde la edad media, el tramo francés del camino de Santiago, profusamente anunciado por todas partes.


Para no perder la característica de todos estos pueblecitos franceses, las casas antiguas que miran al río están abundantemente adornadas de flores en toda clase de macetas, muy cuidadas, dando un valor añadido a lo bien conservadas que están estas localidades.

Iglesia de San Juan Bautista.

Caminamos sin rumbo fijo  y vimos una iglesia pequeña. Como en casi toda esta zona de Francia, su característica principal es su construcción a base de piedra rosada. La  iglesia por dentro no tiene gran interés.





Por las calles estrechas nos adentramos en el conglomerado más antiguo que nos lleva hasta la ribera del río descubriendo un inmenso parque situado en un gran meandro, hasta un camping hay habilitado en uno de sus extremos. Esta zona es la que más nos gustó. 

Aunque lo parece no es otra iglesia, es el museo sobre la historia de la ciudad.


Tiene desde aquí una panorámica única de Espalión, el puente medieval y el conjunto de las casas típicas que crecieron junto al Lot.



Se empezó a nublar nuevamente haciendo muy agradable caminar pero con la amenaza de caernos un chaparrón traicionero, típico del verano y con estos bochornos no era nada extraño, como así sucedió un poco después.

Por este puente medieval transcurre el tramo francés del camino de Santiago


Como era temprano nos decidimos por continuar ruta hasta el próximo destino que teníamos previsto, no estaba lejos, otra localidad de las que están inscritas en el listado de los pueblos más bellos de Francia y que no suelen defraudar, se trata de Estaing.



Nada mas subir a la auto para seguir, comenzó un aguacero que ya no nos abandonó el resto del día. Llegando a Estaing comprobamos enseguida que se trata de un sitio muy pequeño y las dificultades para, simplemente aparcar, eran evidentes. Algunas Ac ocupaban los pocos espacios que se veían junto a la carretera que atraviesa el pueblo y que transcurre a lo largo del omnipresente río Lot. 

Entramos en Estaing bajo un fuerte chaparrón veraniego.

Inevitablemente nos vemos enseguida fuera del pueblo. Decidimos dar otra pasada para localizar algún sitio donde poder detenernos, para ello tenemos que seguir de frente y encontrar donde poder dar la vuelta, es así como localizamos un aparcamiento de tierra, amplio, lleno de árboles, que servía perfectamente, no solo para dar la vuelta, sino un sitio donde detenerse alejados de la calzada y en un entorno francamente precioso.


Entramos y paramos a escasos metros del río. La tarde lluviosa y el bosque que nos envolvía mas la tranquilidad absoluta que se respiraba en éste lugar nos indujo a quedarnos aquí un buen rato disfrutando del lugar sin que nos apeteciese seguir trajinando por las carreteras. 

Lugar de pernocta en Estaing junto al río Lot.

Pié a tierra dejándonos mojar por una ligera llovizna  constante, caminamos tranquilamente por los alrededores llenando los pulmones con fuerza para refrescarnos, también por dentro, las vías respiratorias después de haber sufrido un par de días de sofocante calor.

Estaing desde las afueras.

Nos decíamos.- fíjate que sitio más estupendo si pudiésemos pasar aquí  la noche.- y en ese momento vemos una autocaravana que se encontraba estacionada en un extremo del gran aparcamiento, junto a unos grandes árboles, a la vera del río, tenía todo el aspecto de estar acampada, los calzos puestos, bicicletas apoyadas en el exterior, una barbacoa portátil mojándose.... era una pareja francesa que tenían toda la pinta de encontrarse en el Cielo.

Panorámica desde el puente de piedra.

Cuando vemos que la señora sale paseando hacia donde nos encontramos me decido a preguntarle si aquí se podía pasar la noche. Como siempre en estos casos, con muchos ademanes y las tres o cuatro frases en francés que tenemos mas o menos bien aprendidas, nos confirma que llevan varios días acampados porque en Estaing ni en los alrededores existen áreas para autocaravanas ni tampoco hay ningún camping, por lo tanto la acampada para ellos es legítima.

¿Que harán con estas velas en el pretil del puente?.

De p... madre. Acampada libre en un sitio tan espectacular. Que geniales son estos franceses para algunas cosas, eso sí, nos consta que la acampada libre está mas o menos autorizada o consentida porque existe una base de partida imprescindible y generalizada. Cuando la gente se marcha de donde han estado acampados, no hay el más mínimo rastro de su paso. No se deja huella, además que en la práctica totalidad de casos se trata de turismo itinerante, autocaravanas, nada de campamentos mas o menos permanentes con tiendas de campaña pasando el mes de vacaciones.

Imagen habitual en muchos pueblos del Aveyron.

Tuvimos la oportunidad de vivir sensaciones que vamos buscando de siempre. Acampar en plena naturaleza con todo lo que ello conlleva.  Entreabrir una ventana y oler la hierba  mojada al tiempo que escuchas el lento fluir de un río digno de ostentar ese nombre. Ningún otro sonido alteraba aquella paz que te extasía y uno recobra esa sensación perdida e inexistente en cualquier ciudad.  Dejar transcurrir el tiempo durante algunas horas sin ningún objetivo predeterminado. N 44º 33' 20” E 02º 39' 48”.


Y así llego la noche y con ella, varias camper de gente joven, también alguna otra familia con niños, aunque eso no supuso la alteración de aquella paz y bienestar.
Un regalito de este país que hay que saber aprovechar cuando te lo encuentras. 


Pequeña iglesia románica en la parte alta de Estaing.


Jueves 16 agosto 2012

Un buen café mañanero en un sitio así, no lo cambio por otro en los mejores hoteles del mundo...¿qué? que ¿no?.
Bueno pues vamos a intentar conocer este pueblecito y en esta ocasión, por fortuna, conseguimos encontrar un hueco junto a la carretera donde ayer estaba lleno de autocaravanas. Esto nos permite tener una visión completa de Estaing desde las afueras que ahora con  un día luminoso y a primera hora de la mañana comprendemos por que está incluido en la lista de los pueblos mas bellos de Francia.
 (los pueblos mas bellos de Francia).


Lo que hace un río, un puente de piedra y las casas agrupadas entorno a un castillo erigido en una colina . Pero todo esto no tendría este resultado sin otras iniciativas, como nos imaginamos que los franceses han hecho siempre; interés y buen gusto por la conservación, después iniciativas para potenciar sin poner impedimentos etc, etc, .
Las vistas desde el puente son preciosas porque el entorno es idílico. Con todo este cóctel de cosas no han tenido que trabajar mucho para conseguir estos lienzos. A lo mejor simplemente tener el acierto de darse cuenta de ello y …..¿cultura? ….¡quizás!.

Aunque no lo parezca, esto es una calle junto al castillo.

No llevábamos ninguna información precisa de este pueblo, pero da igual, nos dejamos llevar por nuestras propias impresiones. Caminamos por sus callejuelas empedradas subiendo hacia el castillo y nos encontramos con una especie de plaza en desigual configuración donde a un lado nos recibe una iglesia pequeña, situada en lo mas alto con los trazos clásicos del románico que con sus reducidas dimensiones  consigue un efecto de ambiente mas familiar que si se tratase de una inmensa construcción gótica.
Enfrente se encuentra la entrada al castillo, se puede visitar por un módico precio, pero lo que aparentemente se ofrecía no nos sedujo en absoluto, preferimos seguir caminando por las calles de este pequeño y bien conservado burgo medieval.

La visita se hace en poco tiempo y de nuevo nos ponemos en marcha hacia otro destino muy conocido y clásico de estas tierras: Conques.


SIGUIENTE DESTINO: Conques.



Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...