ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

20 feb. 2011

NORMANDÍA Y LA BRETAÑA (17) LOCRONAN


Lunes 23 de agosto 2010
  A unos escasos veinte kilómetros de Quimper se encuentra ésta pequeña localidad que por las referencias que teníamos merecía la pena conocer, y nada mas entrar ya tuvimos la primera buena sensación. El área se encuentra justo a la entrada del pueblo y perfectamente señalizada (por su facilidad de localización, se me olvido apuntar las coordenadas pero no hay perdida. Estas son las del centro del pueblo: 48°5′55″N 4°12′22″W ).



  Nos recibe un amable joven que nos entrega un plano de Locronán junto a una pegatina turística para el cristal del coche, a cambio de 5€ por la pernocta en el área y esta vez con todos los servicios incluidos, excepto luz. No está mal, un puntito para éste pueblo. 


  El área es pequeña pero había suficiente espacio para situarnos en horizontal y sin apuros en las maniobras. Bonita y llena de grandes árboles. Nos invadió una sensación de bienestar que sacudió la intranquilidad que aún traíamos de Quimper. Pobres “Quimperianos”, a lo mejor son unos santos y no tienen ninguna culpa de nuestra neura. Al final nos quedamos con la duda de si nuestra apreciación tan negativa cuando aparcamos en aquel barrio era justificada o más bien motivada por el lastre que traemos de España y los miedos más o menos fundados en estos temas de robos de vehículos y especialmente de las autocaravanas (como son tan baratitas).


  No obstante nunca está de más hacer caso a estas negras sensaciones y no escatimar nunca en adoptar todos los sistemas de seguridad disponibles y añadiría, por sentido común, que menos aún en los lugares y en las circunstancias en las que nos sintamos seguros y relajados.


  Aunque para nosotros sigue siendo temprano, a las seis y media de la tarde la oficina de información ya está cerrada pero con el díptico que nos dieron a la entrada fue mas que suficiente para conocer el pueblo. Se había quedado una tarde luminosa con el sol brillando intensamente, lo que unido a la poca gente que a esa hora deambulaba por allí, nos proporcionó la posibilidad de hacer una visita relajada y placentera.

Esta es la foto obligada
  Caminando por la calle principal, fuimos descubriendo que se trata de un pueblo perfectamente conservado. Las calles empedradas, todas las fachadas de piedra con los tejados de pizarra, un gusto exquisito en las ornamentaciones de jardines, de las terrazas de restaurantes y cafeterías, todas las tiendas y negocios, que ya cerraban a esas horas, perfectamente integrados en el conjunto arquitectónico. Ni una sola construcción moderna.


  Es tan pequeño que se recorre rápidamente, pero una tarde como esta invita a tomarse algo en alguno de los múltiples y caros establecimientos o entrar en las numerosísimas  tiendas para guiris que tienen puestas con exquisito sabor francés. Aunque claro para un manchego procedente de La Roda, no procede entrar en una tienda donde solamente venden las afamadas navajas bretonas y ver sus desorbitados precios.


  Locronan es un pueblo de los llamados “petite cité de caractère”  Agrupación de villas francesas especialmente conservadas.  En el S.XV se establece una próspera industria de tela para velas, que equipaban los galeones españoles cargados de oro de América, los buques de la Armada Invencible, los navíos de la Marina Real Francesa y las carabelas de la Compañía de las Indias.


  Enseguida accedemos a la plaza principal donde se encuentra un famoso pozo de agua artesanal y la Iglesia de Saint Ronan, patrón del pueblo, pero con influencia en casi toda Bretaña.


 Iglesia construida con forma de Catedral entre 1424 y 1480 gracias a las donaciones de los Duques de Bretaña, es una obra maestra del arte flamígero.  El porche está inspirado en uno de los portales de la catedral de Quimper.  La torre de dos pisos perdió su aguja víctima de un rayo en 1808. A su lado se encuentra la Capilla de Pénity del S.XV, donde se encuentra la estatua yacente de Saint Ronan.


 Nos la encontramos cerrada, ya sabéis, los horarios, así es que seguimos caminando por las tranquilas calles empedradas, donde solo el maullido de algún gato rompía el mas absoluto de los silencios. 


Esta bonita imagen policromada se encuentra en una fachada de la calle 

  A la espalda de la Iglesia, un cementerio nos sorprendió por su ubicación, solo un pequeño vallado lo separa de las calles y se sitúa a no mas de cincuenta metros de las terrazas de varios restaurantes donde los turistas apuraban los últimos rayos del atardecer.


Regresamos a descansar cuando el sol dejó paso a una tarde despejada pero fría y ya en la comodidad de nuestro hotelito, terminamos otro día intenso en tierras francesas.



MARTES 24 DE AGOSTO

No queríamos abandonar Locronan sin conocer su iglesia. Su exterior es muy llamativo pero el interior sorprende por varios motivos.


No tiene la inmensidad ni la majestuosidad de las catedrales góticas mas conocidas. Es de pequeñas dimensiones, consigue un efecto de fortaleza pero a la vez cálida y acogedora.



.
.
.                                                                                                                                                               . 




Lo que mas nos impactó nada mas entrar fueron las magníficas imágenes, eran diferentes a todo lo que habíamos visto nunca, sencillas, primitivas, expresivas,  casi como hechas por manos infantiles, ya se que es una forma de describirlas poco ortodoxa, pero de verdad que nos emocionaron. Sobretodo una pequeña  que representa a la Virgen sosteniendo a Jesucristo muerto. ¡Bellísima obra de arte!










   Las preciosas vidrieras policromadas , la escalinata de madera y el púlpito de ese color verde tan peculiar, unido al suelo de losas  tan desgastadas que  hacen pensar en cuantas personas habrán caminado sobre ellas a lo largo de los siglos.


Este lugar hace que te sientas un poco mas como en un sitio familiar y no en uno tan divino. Sin serlo me recordaba a muchas iglesias y capillas románicas pero con la profusión de detalles que a éstas les falta.




  Descubrimos un pequeño pueblo lleno de reminiscencias medievales con leyendas celtas que hablan de druidas y magia por todas partes. Dos inmensos bosques protegidos conforman el llamado bosque sagrado de Nemeton, un gran cuadrilátero de doce kilómetros cuadrados con doce puntos significativos y que representan a los doce meses del año celta. Existen rutas de senderismo y BTT que solo se pueden transitar por los lugares perfectamente balizados.



Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.

2 comentarios:

Ariadna dijo...

Hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog,
me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento.
Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis
visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos

elviajerosinprisa dijo...

Ariadna: No tenemos inconveniente si desea agregarnos a su blog de entretenimiento, pero he de decirle que nosotros no agregamos ningún blog que no trate del tema que nos ocupa, el autocaravanismo.
Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...