ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

5 may. 2012

PORTUGAL, CENTRO. (1) Cáceres




MIÉRCOLES 29-02-12 

Éste es el segundo viaje que hacemos a Portugal. Es un país que una vez lo conoces un poco te deja prendido a él. Su arquitectura, las excelentes áreas para autocaravanas y sus gentes. El segundo viaje pero no será el último.

En esta ocasión, hemos viajado con nuestros amigos Paco y Mari Carmen a quienes  conocimos el verano pasado en Estrasburgo. Ellos vienen  de Málaga y les acompañan como en en aquella ocasión  su hija Lourdes y la perrita "Tila". Hemos quedado  en el área de Cáceres para salir a visitar Portugal y con la escusa del festival internacional del chocolate de Óbidos realizar un recorrido por los lugares mas interesantes de ésta zona central de Portugal, que no son pocos.

Fotografía realizada en marcha

Después de haber sufrido las inclemencias de una ola de frío polar y otra a continuación de vientos siberianos, el tiempo ha cambiado radicalmente, presentándose unos días soleados y con temperaturas primaverales. 
Una vez mas por tierras extremeñas, pero en esta ocasión la pertinaz sequía de un frío invierno, se deja notar con fuerza.

Imagen singular y única en las cercanías de Cáceres

Llegamos al área de Cáceres a las cinco de la tarde y como es habitual está llena de Franceses, Alemanes y Holandeses. C/  Cesáreo Vega 1-3. N 39º 28' 48.36" W 06º 22' 06.96".
Solamente queda  un hueco libre y precisamente junto a la autocaravana de nuestros amigos. ¡Qué casualidad!, como si nos hubiesen reservado la plaza. La autocaravana la tienen completamente "precintada" y no se oye nada, así es que nos instalamos y nos vamos hacia el casco histórico. Suponemos que estarán paseando por la ciudad. 

Área de servicios para autocaravanas en Cáceres.

Aún sin conocer nada de Cáceres no hay pérdida para dirigirse al centro histórico, las cúpulas y torres nos van orientando fácilmente. Nos encontramos primeramente con la parroquia de Santiago donde parece que la inmensidad de cigüeñas que hemos ido viendo por las dehesas extremeñas se hubiesen instalado en su campanario. 


Seguimos subiendo por las estrechas y empinadas callejuelas añejas con antiguos e históricos edificios. 

Detalle del púlpito en la parroquia de Santiago

Arcadas en la fachada de la entrada principal a la parroquia de Santiago

Siguiendo con facilidad diversas indicaciones, accedemos a la inmensa Plaza Mayor, donde de forma majestuosa se alzan las figuras impertérritas al paso del tiempo de la Torre de Bujaco, la ermita de La Paz y el resto de las murallas, concentradas en un lateral de la plaza enfrente de casonas civiles de diversa antigüedad. 

Balcón en esquina del Palacio de Godoy

Inevitablemente la vista nos lleva hasta las escalinatas que desde el lateral de la ermita de La Paz dan acceso al barrio medieval a través de un original arco carpanel de piedra conocido como el Arco de la Estrella o Puerta Nueva.


 Enseguida entramos en una serie de calles estrechas que hacia arriba y hacia abajo nos van conduciendo por lo más intrincado de éste núcleo urbano-medieval. El reino de la piedra, en la mas extensa expresión de la frase. 

Arco de la Estrella o Puerta Nueva


Un largo y tranquilo paseo por los lugares mas significativos, La Concatedral de Santa María junto al Palacio Episcopal y el Palacio de los Golfines de Abajo, giramos a la derecha y nos encontramos en la plaza donde está la iglesia de San Francisco Javier con sus escalinatas de piedra y torres gemelas. Mas arriba llegamos hasta la Iglesia de San Mateo y el Palacio de las Veletas.


Es evidente y nos damos cuenta enseguida, que tenemos que volver a Cáceres exclusivamente y con mas detenimiento.

Intrincadas callejuelas que suben y bajan
Arco de la Estrella
De vuelta a la plaza contactamos por teléfono con Carmen y Paco que resultó que habían estado en una placentera siesta cuando nos instalamos junto a su autocaravana y ni se habían enterado de que nadie se había colocado a su lado. ¡que peligro tienen las autocaravanas!.



 En el mes de Julio pasado nos habíamos conocido en Estrasburgo y hasta hoy solo nos habíamos comunicado por Internet. Nos encontramos pues, en la plaza y nos dio mucha alegría volverlos a ver. 



Sentados durante largo rato en una extensa "cháchara" intercambiamos noticias y todo tipo de novedades mutuas hasta que sin darnos cuenta se nos hizo de noche, esperamos éste momento casi a propósito, a sugerencia de Paco y Mari Carmen, que conocen Cáceres ampliamente. La expectativa de un paseo de noche no nos defraudó. 



Casi sin gente, el casco histórico cobra una dimensión especial, iluminado solo lo justo, por sus calles milenarias te olvidas del mundo de hoy y te resulta fácil situarte en el medievo sin ningún esfuerzo. Un auténtico placer y un lujo, tener en nuestro país ciudades así de conservadas, máxime con nuestros anfitriones que nos conducían por los lugares mas interesantes, no perdiéndonos ni un detalle del casco histórico de Cáceres.




Un puntito a favor de sus habitantes que deben estar acostumbrados a los turistas haciendo fotos porque en cuanto te ven encuadrando una instantánea se esperan e incluso se ocultan de la esquina por donde asomaban hasta que terminas de hacer la foto.




Y para terminar de redondear un día estupendo, a disfrutar del área gratuita que, ¡no podía ser de ora manera!, estaba absolutamente llena, sobre todo de franceses. Estaría bien que siguieran éste ejemplo en otros municipios, con lo poco que cuesta habilitar un área decente.
A descansar y al día siguiente, a Portugal.

SIGUIENTE DESTINO....ALCÁNTARA Y MONSANTO


Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.




4 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Portugal tiene mucho por ver así que España, he estado en Cáceres pero mas bien de corrida, aunque con mi marido se ve todo para uno hacerse una idea.
Buenos viajes vas realizando.

Juan dijo...

Hola viajeros. El placer de viajar es uno de los grandes de la vida, junto a la lectura. Cuando se tiene una mente despejada y se sigue el ritual de leer las guías y las obras literarias antes, durante y tras cada viaje, el placer es inmenso y la cultura entra en vena, tanto la geográfica o histórica como la gastronómica o la misma de educación social (la educación de compartir, de saber comprender a los acompañantes).
Extremadura es una delicia. Por motivos laborales residí en ella dos años, uno en cada provincia. Sobre todo cuando el viaje es en primavera y el campo adehesado explota de naturaleza y aromas de todo tipo. Cáceres es un lujazo en este país y su pintersquismo es único. La visita es alucinate tanto sea de noche como de día. Yo me quedo con kla nocturna personalmente.
Sois unos maestros de la fotografía de viajes...¡con lo difícil que es estar al loro de la mejor toma, de ningún coche esté fastidiando o gente inoportuna!
Saludos y esperando el viaje a la vecina Lusitania, que conozco de ya nmuchos viajes y como decís: engancha, por sus paisajes y sus gentes.

elviajerosinprisa dijo...

Todo lo que podemos y siempre sabe a poco. Portugal tienen mucho que ver, Cáceres tiene mucho que ver.........cuantos sitios verdad?
Un cordial saludo Mari-Pi-R

elviajerosinprisa dijo...

Tu lo has expresado mejor que nosotros. Viajar te abre la mente si sabes aprovechar la circunstancia, pero si además lo haces como tú comentas, termina siendo una escuela de aprender la vida, así en general.
Salir de nuestro pueblo y observar lo que hay mas allá es una actitud, mas que una oportunidad puntual.
Seguimos en ello con la ilusión de unos chavales... siempre dispuestos a aprender algo más. Como dijo no sé quién, aprendices de todo y maestros de nada.
Un fuerte abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...