ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

12 jul. 2012

PORTUGAL, CENTRO. 5. Alcobaça



Tenemos intención de visitar varios lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que se encuentran muy cerca de esta zona, agrupados en un espacio de pocos kilómetros unos de otros.
                                                   

Domingo 04.03.2012

En primer lugar nos dirigimos a Alcobaça, para conocer la famosa abadía cisterciense de Santa María.
Tuvimos la suerte de necesitar repostar combustible cuando circulábamos por la autovía a la altura de Caldas de Rainha, decidimos salir de ella y a muy pocos kilómetros de la entrada de la ciudad, en un Intermarché, nos encontramos con el litro de gas-oil a 1,39, cuando en la mayoría de gasolineras que habíamos visto al paso estaba en los 1,50€ / litro. Dos o tres kilómetros bien empleados.



Descendemos hasta el valle de Pegoes, llegamos a Alcobaça donde hay un inmenso aparcamiento que se encuentra practicamente junto a la abadía. No es adecuado para pernoctar porque el desnivel es muy pronunciado además de que se veían pasar por allí algunos personajes algo inquietantes.
Aparcamiento entre Rua Vasco de Gama y Rua Manuel Silva Carolino. N 39º 32'56" W 08º 58'29"



El día sigue gris. El aspecto exterior de la abadía es diferente y original, los pináculos góticos de la edificación no están rematando las terminaciones de los arbotantes como es habitual, sino que emergen del suelo a lo largo de unas amplias escalinatas que conducen a la entrada principal. Alcobaça es la primera construcción gótica que se realiza en Portugal. Al entrar,  sorprende la casi total ausencia  de bancos en la nave central de la iglesia, solo allá al fondo unas cuantas filas  y nada mas. La falta de mobiliario junto a la desnudez y altura de los muros aumenta la sensación de inmensidad.

.
.

Realmente es la primera vez que vemos algo semejante, recordamos que se trata de una abadía cisterciense, orden religiosa que se originó en contraposición al catolicismo, haciendo de la austeridad y la sencillez una de sus señas de identidad en las formas físicas y en todo lo relacionado con lo espiritual  ( aquello de ora et labora).....solamente los túmulos gemelos del rey Pedro I de Portugal (1357-1367) asesinado en Coimbra por orden de su padre, Alfonso IV y su amante Inés de Castro en el centro del crucero atraen la atención por su decoración gótica. Sobre la  extraordinaria historia de estos dos amantes ha surgido nutrida literatura, poesía, cine y una romántica leyenda. La desgraciada Inés de Castro ¡Reinó después de morir! Enlace a la historia-leyenda de Pedro e Inés





El precio de la entrada era 6 euros por adulto existiendo la posibilidad de comprar allí mismo un pase para "las tres joyas de la corona" Alcobaça, Batalha y Tomar, por un precio de 12€.




En la entrada vemos enseguida el nefasto cartel que indica prohibido hacer fotografías. Le preguntamos a la señorita que nos atendió y nos dijo que esos carteles eran antiguos y que no había problemas en fotografiar todo lo que quisiéramos. Menos mal, porque hemos decidido que no entraremos a ningún sitio donde cobren entrada y prohíban hacer fotos. Otra vez tenemos suerte porque hoy la entrada al ser domingo es gratuita.

.
.
.
Al dejar los grandes espacios de la nave central  accedemos por una puerta lateral a una sala de columnas y grandes estatuas de reyes y papas suspendidas en las paredes,  zócalos de azulejos dan color al recinto.




.

.

Llegamos al claustro  de dos plantas con   bóvedas de crucería y  arcos  ojivales  en la planta inferior. En una esquina del claustro un gran templete con el lavatorio de aguas turquesa. Todos los claustros de la orden  cisterciense  se  caracterizan por estas fuentes  donde los monjes se lavaban las manos antes de entrar al refectorio .  En cada esquina del patio cuatro naranjos que en esta época están salpicados por el color de sus frutos suavizan el ambiente melancólico que  el  gris de la piedra le da al recinto. La galería superior del claustro tiene un aspecto mucho mas ligero y luminoso, los arcos son mas amplios y las columnas mucho mas finas  con capiteles sencillos. En la cornisa una serie de gárgolas,con sus rostros intranquilizadores se asoman al jardín. Enlace a colección de gárgolas.

Recorriendo en solitario las estancias de esta abadía de Alcobaça inevitablemente te inunda una gran sensación de paz .




La sala capitular, la inmensa sala del dormitorium, la espectacular cocina del siglo XVIII que ésta si que es inmensa, con su colosal chimenea de unos 30 metros de altura y una especie de monumentales bañeras de piedra que no sabemos si eran para lavarse las manos, lavarse los pies o lavarse el monje entero, aunque pensándolo bien en una cocina serían para fregar platos y perolas, ¡¡menudo dolor de riñones!!. Los grifos que emergen de cabezas esculpidas en piedra son preciosos. Recorremos multitud de salas con diversas funciones para la vida monacal, escaleras de caracol por donde casi no cave una sola persona, pasillos, arcos, bóvedas ......, es muy difícil para nosotros describir con palabras el excelso espectáculo de este lugar o mas bien la atmósfera que lo envuelve . Bueno, menos mal que inventaron la fotografía que transmite en nuestro caso lo que no sabemos decir con palabras , sino, estaríamos listos.



Tampoco es necesario conocer en profundidad los estilos arquitectónicos ni los avatares históricos a través de los siglos de este lugar para sentirnos verdaderamente sobrecogidos en nuestra visita fuera de las aglomeraciones de la alta temporada turística. Para quien no lo conozca y lo vaya a visitar, procurad ir solos en un día gris y casi lluvioso, Alcobaça cobrará otra dimensión.

.


Fascinados y con la sensación especial de haber contemplado algo muy mágico, salimos a pasear un rato por los alrededores de la abadía buscando sus ángulos mas llamativos.





Regresamos a la autocaravana. La que había aparcada cuando llegamos nosotros ya se había marchado, pero otra nueva estaba ahora a nuestro lado.

Nos vamos a Batalha, otra de las joyas de Portugal, pero además allí hay un área para pasar la noche y no está muy lejos de aquí.


SIGUIENTE DESTINO......BATALHA



Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.

2 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Una preciosidad de Abadía, cuanta historia y cuanto arte.
Cada vez abunda más el no poder hacer fotos en muchos lugares, resulta una pena ya que luego te acuerdas menos del lugar.
Un abrazo

elviajerosinprisa dijo...

Sin ninguna duda, pero además es que no entendemos el motivo. ¿A quién o a qué se perjudica si se hacen fotos?,
a excepción de los museos, no parece tener mucho sentido.
Otro abrazo para ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...