ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

28 feb. 2013

GALICIA, COSTA NORTE 4. A Coruña


Lunes 12.09.2011

Después de una noche muy tranquila recomponemos la situación. Vemos que solo nos queda un día efectivo antes de tener que regresar a casa. Llevamos encima tal acumulación de buenas experiencias que no nos importa dejar para otras ocasiones seguir descubriendo rincones de Galicia que a buen seguro nos proporcionarán magníficos momentos igual que todo lo que hemos visto hasta ahora. No obstante queríamos apurar las últimas horas por lo que decidimos ir a conocer La Coruña antes de emprender el regreso a la meseta.



Damos un pequeño salto hasta la capital administrativa de Galicia dejando las rías para una nueva ocasión. Sigue siendo un disfrute moverse fuera de los peajes, las carreteras son buenas y circular sin premuras nos da la ocasión de irnos deteniendo aquí y allá, admirando los paisajes maravillosos de esta tierra sin igual. Valles envueltos en nieblas constantes con el mar penetrando tierra adentro; una constante gallega, imágenes que se nos quedan grabadas para siempre.



El gps es un invento maravilloso para localizar lugares precisos, sobre todo cuando se llega a una gran ciudad que desconocemos y moviéndonos con un "trasto" de mas de siete metros. Pero hay que hacerle caso hasta cierto punto. He puesto las coordenadas del aparcamiento de la torre de Hércules y cuando circulamos a la altura del puerto deportivo me equivoco con las indicaciones verbales y no consigo encontrar el giro a la derecha para seguir por el paseo marítimo junto al mar, por contra, me introduzco en el conglomerado de calles estrechas del centro histórico. La experiencia que voy acumulando me recomienda pegarme como una rémora detrás de un autobús urbano y sin otra opción le vamos siguiendo en su itinerario hasta que salimos del conglomerado de calles estrechas y de una sola dirección.  Este autobús finalizaba su recorrido precisamente en la amplísima rotonda que hay junto al enorme aparcamiento de la torre de Hércules. No es un área pero está permitida la pernocta y casi siempre se hará rodeado de otras autocaravanas. N 43º 23' 1.08" W 08º 24' 8.67"




A pesar de esta entrada en Coruña un poco incierta, nos ha resultado cómodo, teniendo la oportunidad de captar en primera impresión, una ciudad francamente preciosa.
Una vez aparcados nos vamos en primer lugar a la zona de la torre de Hércules y su privilegiado emplazamiento.
Que decir que no se haya escrito mil veces y de mil maneras diferentes sobre este lugar, pues solo se me ocurre que son de esos sitios que nunca defraudan. Absolutamente imprescindible conocerlo para quien tenga inquietudes viajeras. ¡Que envidia tener un lugar así en una gran ciudad!. Nada mas poner pié a tierra nos hemos dado cuenta que La Coruña nos va a encantar y que nuestra visita va a resultar muy corta e insuficiente.
Otro día luminoso hace que por los alrededores de la torre de Hércules se respire un ambiente ideal, gente paseando, haciendo deporte; los cuidados alrededores animan a ello.


Nos hemos fijado al llegar al aparcamiento que existen vías de tranvía con sus catenarias en perfecto estado y unas farolas que evocan el estilo modernista. Cuanto nos hubiese apetecido llegar hasta el centro de la ciudad montados en tranvía, pero nuestro gozo se fue al pozo al ver en las marquesinas de la parada que solo funcionan los fines de semana. ¡que pena!, de nuevo otra vez será. Decidimos entonces coger algún autobús para llegar al centro y no perder el poco tiempo del que disponemos en ir caminando, que si bien siempre es un ejercicio recomendable, en esta ocasión no nos resulta práctico.
Con la ayuda de las indicaciones del amable conductor, nos bajamos junto al puerto deportivo y cruzando por unos soportales, llegamos a la preciosa plaza de María Pita.




Ya habíamos escuchado a Miguel, nuestro compañero pintor en la plaza del Conde de Barajas, de Madrid, hablarnos con entusiasmo de esta plaza, centro emblemático de la ciudad, por donde él pasea todos los veranos. La impresión que nos causó fue magnífica, ¡qué conjunto tan armonioso!, los amplios soportales enmarcan con señorío un gran espacio cuadrangular donde el Sol es bien recibido por los lugareños cuando los frentes del Atlántico por el oeste, hacen una tregua en sus frecuentes incursiones. El fastuoso edificio del Ayuntamiento es el remate imponente a todo este conjunto arquitectónico del que tan orgullosos, y con razón, están los coruñeses.




Salimos hacia la derecha a través de las calles mas antiguas y nos topamos con la iglesia de Santiago, coqueta y atrayente donde pudimos entrar "sin peaje" y hacer unas fotos sin flash. Menos mal que la luminosidad de las cámaras de fotos actuales nos permiten prescindir de él.

 




No sabemos que tendrá el flash que tanto miedo y temor causa a los responsables de la conservación de iglesias y monasterios. Seguimos sin entenderlo. No celebrándose ningún culto puntual, no vemos el daño que se puede causar a los muros y contrafuertes con la luz de un flash. Hay otras cosas que dañan mucho mas el patrimonio cultural. Pero en fin, éste sería otro tema pero claro siempre está presente.




Justo enfrente de la iglesia de Santiago se encuentra la casa-museo donde nació doña Emilia Pardo Bazán. Una gran escritora del siglo XIX,  que defendió su libertad y derecho a desarrollarse como persona en una sociedad injusta.

"Para el español por mas liberal y avanzado que sea , no vacilo en decirlo, el ideal femenino no está en el porvenir, ni aún en el presente, sino en el pasado". "Para el español, todo puede y debe transformarse, solo la mujer ha de mantenerse inmutable"
 Con estas frases de Doña Emilia, comienza este interesante vídeo que nos ilustra sobre su gran personalidad.
          
Casa-Museo de  Dª Emilia Pardo Bazán



Regresamos a la plaza de María Pita y salimos por la calle Real, la mas comercial, peatonal y llena de comercios actuales donde se observa un intento por fundir lo moderno con lo añejo, conseguido a medias para nuestro gusto.





Llegamos hasta los jardines de la Rosaleda  de Méndez Núñez, un entorno perfectamente cuidado, muy agradable para pasear.
No queremos irnos sin contemplar una de las imágenes mas clásicas de La Coruña, los ventanales acristalados de las fachadas que dan al puerto. todo ese conjunto es una autentica preciosidad y merece mucho la pena darse un paseo tranquilo. La sucesión desigual de cristaleras enmarcadas en blanco asomadas a su entorno marinero ofrecen una estampa elegante y señorial.




Regresamos a la autocaravana en el mismo autobús de venida, apreciando que La Coruña tiene que ser en su conjunto una ciudad bastante humanizada y muy agradable para vivir en ella.
En el aparcamiento nos han rodeado una gran cantidad de autocaravanas extrajeras. A estas horas de la tarde hay un gran bullicio por los alrededores y hasta hace calor. Voy a buscar agua potable y encuentro un grifo en la entrada al polideportivo que está junto a la rotonda de entrada. Un buen suministro pero solo para recogerla en botellas, no hay posibilidad de acercar la auto.



Estamos relajados y contentos al final de nuestra primera incursión por Galicia. Este rincón de la península tiene mucho que ofrecer a los viajeros ávidos de buenas rutas.
Como no estamos nada cansados y aún es pronto, cambiamos de planes. Pensábamos pasar aquí la noche y mañana temprano regresar hacia Madrid pero hemos pensado,  "tirar palante" . Con tres o cuatro horas de marcha, avanzamos el camino de vuelta y así llegaremos mas temprano a casa, ya encontraremos algún lugar para pasar la noche por el camino. Pues dicho y hecho.



Salimos de Coruña con sol y calor y enfilamos la A-6 parando en Lugo a repostar justo cuando anochecía, todavía es temprano, tiramos algo mas y cuando decidimos dar por finalizada la jornada nos encontrábamos a la altura de Villafranca del Bierzo. Salimos de la autovía y justo antes de entrar en el casco urbano, vemos un amplío aparcamiento junto a un Hotel-Restaurante. Allí nos instalamos sin ningún problema pasando una noche tranquila y sin molestias.




Al día siguiente, mientras desayunábamos vemos que éste parking es el lugar de parada para varias líneas de autobuses interurbanos. que conducen al  centro Villafranca. 
Y del tirón a casa

<=INICIO DEL VIAJE


Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.

1 comentario:

Mis viajes y sensaciones dijo...

Nos gusta mucho tu blog. Cuando puedas pásate por Mis viajes y sensaciones, tienes un premio.

http://misviajesysensaciones.blogspot.com.es/

Un saludo de Belén y Ramón

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...