ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

8 ene. 2011

NORMANDÍA Y LA BRETAÑA (9) Cementerio americano Coleville sur Mer


MIÉRCOLES 18 DE AGOSTO 2010

  A estas alturas ya estamos habituados a los horarios de los buenos viajeros. El desayuno temprano después de un buen descansado y ya estamos perfectamente dispuestos a seguir descubriendo sitios nuevos. Por su proximidad hoy nos toca visitar el famoso cementerio americano, también junto a Coleville Sur Mer, y al igual que la playa de Omaha, no tiene pérdida porque antes de entrar en el pueblo te encuentras con suficientes indicaciones para llegar fácilmente.

   Entramos en un enorme aparcamiento con zona para autocaravanas con bastante movimiento por todas partes, hasta nos pareció ver a un típico “gorrilla” al que no hicimos ni puñetero caso.
Todo el enorme complejo del Memorial junto al cementerio propiamente dicho, es territorio de los Estados Unidos. El gobierno francés cedió éstos terrenos para su construcción y ellos se encargan de administrarlo y conservarlo. En cierto modo se puede decir que hemos estado con la autocaravana hasta en los Estados Unidos, je, je .

  
  Para acceder tienes que pasar por una “aduana” con todos los trámites semejantes a un aeropuerto. El arco detector de metales. Previamente todos los enseres que llevas encima los tienes que depositar en las clásicas cajas que pasan por un scanner. Mientras tanto eres minuciosamente observado por una legión de fornidos marines que no te quitan ojo hasta que terminas de pasar por esta zona.


  Sin coste ninguno accedes primero a varias salas en donde se rinde homenaje a los heroicos protagonistas, casi anónimos, que con sus hazañas posibilitaron el éxito del desembarco con el altísimo coste en vidas humanas que todos conocemos. A continuación existe una gran sala donde se proyectan imágenes reales en una amplia cronología de cómo se desarrolló esta ingente operación militar.
 Por todas partes se situaban, perfectamente  uniformados, militares americanos en actitud vigilante y en hierática pose, casi tan quietos como los restos del material bélico allí mostrado.


  Terminado el recorrido por éste edificio, se accede al exterior donde se encuentra el cementerio. A lo largo de 70 Hectáreas y en inmensos prados verdes con el mar al fondo, se extienden cientos y cientos de cruces blancas perfectamente alineadas, 9.387 tumbas. La mayoría con sus nombres grabados aunque había muchas en donde se recordaba que los restos allí depositados no estaban identificados. A pesar de ser una imagen muy conocida por películas y multitud de reportajes no se puede evitar sentir sobrecogimiento ayudando a esta sensación el profundo silencio mostrado por todos los visitantes.


  Salimos camino del aparcamiento  un poco afectados por el ambiente. Sin duda nos influyó todo este espectáculo que algunos lo equiparan a un montaje “Hollywoodiense”.


Si te ha gustado esta entrada y la información que incluimos te ha sido útil..... agradecería tu g +1
recomienda este blog en google.



SIGUIENTE ENTRADA: PONTE DU HOC

2 comentarios:

Lobo dijo...

Prometi una visita... regresare con mas tiempo
palabra de lobo.
Un abrazo viejo amigo.

elviajerosinprisa dijo...

Te espero para seguir viajando
Un aullido

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...