ACOMPÁÑANOS EN NUESTROS VIAJES

10 dic. 2013

St. Bertrand de Comminges. MIDI-PYRÉNÉES 8




21. Agosto. 2012

Nos levantamos decididos a buscar el regreso por la ruta más directa y desde aquí la mejor opción es a través del valle de Arán, lo cual nos apetecía un montón; Demasiados años sin pasar por este lugar fantástico.

En esta ruta pilla de paso un sitio recomendado en todas las publicaciones turísticas francesas además de pertenecer a la lista de lugares pintorescos. Nos va a cuadrar muy bien porque llegaremos seguramente a última hora de la tarde. Se trata de Saint Bertrand de Comminges muy cerca ya de la frontera, casi inmerso en los primeros valles pirenaicos franceses. 


Hasta allí nos dirigimos, como siempre, sin pisar los peajes. Nos detenemos a comer a la altura de St. Gaudens, buscando sombra junto a una pequeña ermita en una curva y un túnel de la antigua carretera cortada al tráfico.
Llegando a Comminges el paisaje cambia, nos empiezan a rodear las primeras elevaciones pirenaicas, que aunque todavía no son las más altas, sí están por el contrario, envueltas todas ellas en interminables masas forestales.

Aparcamiento y lugar de pernocta en St. Bertrand de Comminges.

Circulamos por carreteras cómodas y enseguida aparece el perfil de una fortaleza medieval construida en lo alto de un promontorio como suele ser habitual, destacando con fuerza la figura de su catedral inicialmente románica. A sus pies, la carretera que sube hasta el núcleo urbano está cerrada al tráfico foráneo hasta las siete de la tarde, no teniendo más remedio que girar a la derecha y situarnos en un amplísimo aparcamiento de hierba. municipal y gratuito; hay muchísimo espacio aunque el único problema es que casi no encontramos ninguna sombra disponible. N 43º 01’ 43” E 00º 34’ 15”. 


Hay muchas autocaravanas e intuimos que no tiene que haber ningún problema para pasar la noche. A la entrada del aparcamiento existen unos servicios públicos donde resultaría fácil cargar agua limpia y vaciar el w.c., no así la descarga de las grises.


Descansamos un rato esperando que descienda algo más el Sol. El sitio es muy agradable por lo despejado que es, sin agobios ni aglomeraciones de ningún tipo y sin dejar de pisar la hierba.


Nos fijamos en un simpático tren turístico que sube y baja hasta la fortaleza. Aunque ésta se ve cercana y sin dificultad para llegar, optamos por utilizarlo, su precio es de un euro ida y vuelta (Gratis los menores de 12 años). A veces los franceses nos sorprenden con estas iniciativas tan baratas de cara al turismo, porque en otros sitios la cosa es muy diferente…..cuestión de la oferta y la demanda, está claro. Tenemos el tiempo justo de coger el último trenecillo del día y será solamente para subir, pero da igual, bajaremos andando porque el entorno invita a ello.


Llegamos a la parte más alta atravesando los restos de la antigua muralla de origen romano en la parte trasera de la catedral. El espectáculo paisajistico desde esta atalaya es una preciosidad. Con serenidad y belleza tenemos enfrente los pequeños valles pirenaicos que ascienden entre las primeras convulsiones montañosas hacia las más altas cumbres, a última hora de la tarde se encuentran ocultas por una ligera neblina. Todo verde y húmedo, silencioso y apacible; solo algún sonido lejano propio del laboreo de los campos, como los cencerros del ganado, hacen que fijemos la mirada en algún punto concreto; es ahora cuando se aprecia la inmensidad de estos espacios.


St. Bertrand de Comminges es un núcleo de población pequeño y se puede visitar en poco tiempo, pero como siempre, nos gusta saborear los lugares que encontramos en el camino con tranquilidad, dejándonos llevar por el ritmo propio del lugar. De esta forma sentimos que no lo “contaminamos” con injerencias externas y practicamos el más elemental de los conservacionismos. El estrés, los horarios, las prisas, son contaminantes tan fuertes y dañinos como lo puedan ser los productos químicos o los desechos urbanos sin reciclar.


Salimos de este ensimismamiento cuando nos percatamos de que nos hemos quedado solos en las estrechas calles y el parque desde donde estamos contemplando el entorno de Sant Bertrand. Los turistas que han subido con nosotros hace rato que han terminado de patear éste pequeño núcleo medieval y a buen seguro que si no están ya sentados en el interior de alguno de los escasos restaurantes, estarán bajando a pié hacia el aparcamiento en busca de nuevos destinos para agregar a su lista de lugares a visitar y conocer. Privilegios del tiempo libre o privilegios de la edad, según se mire.


Y seguimos. Enseguida llegamos a la plaza principal donde se yergue el imponente campanario fortificado, añadido en el siglo X a la primitiva construcción romana. Allí se encuentra la oficina de turismo que está a punto de cerrar y donde comprobamos que a la catedral también le faltan pocos minutos para el cierre.


Decidimos echarle primero un vistazo al interior y si merecía la pena ya volveríamos al día siguiente  con más tiempo. Por supuesto la visita a la catedral es gratuita, como en prácticamente toda Europa;  a diferencia de España, donde de un par de años a esta parte, comenzó una nueva "moda" primero tímidamente,  pero que se ha extendido como una centella en cantidad y voracidad a todas las catedrales, numerosas  iglesias  y hasta  alguna que otra iglesuca de "este nuestro país" llegando a cobrar por cada visita, sin guía, a palo seco, hasta 5€ por barba, como hace tres o cuatro días pudimos comprobar en la catedral de Málaga. ¡Claro!.. ¿como nos íbamos a quedar atrás  en estos temas de pillar dinero con el resto de los países mediterráneos?...Un motivo mas para sentirse abochornado.


Lo primero que sobresale poderosamente  es un impresionante órgano adosado en una esquina y elevado del suelo. 
Su decoración en madera ricamente tallada no deja indiferente a nadie con la particularidad de que se puede caminar por debajo de él. En las guías vimos, posteriormente, que se trata de la tercera maravilla de la región de Gascuña y no nos sorprende en absoluto éste calificativo.


En el centro de la nave principal y ocupando casi todo el espacio se encuentra el coro, pero no nos dio tiempo de visitarlo porque una amable señora nos invita a ir saliendo,  ha llegado la hora del cierre. "No problem"; mañana vendremos porque  merece la pena una visita detenida. 


Así pues nos dedicamos a caminar por las callejuelas solitarias, todavía nos sigue sorprendiendo que a estas horas tan tempranas ya no se observa actividad alguna, está todo solitario y vacío. Sin embargo esto es una enorme ventaja para los visitantes sin prisas como nosotros.



Cuando empezamos a bajar coincidimos con una familia de españoles que también se dirigen hacia el aparcamiento disfrutando del sosiego general del lugar. Son de Bossots y se vienen por ésta zona con frecuencia ya que están muy cerca de la frontera. 


Muy agradables, nos confirman que desde que tienen uso de razón, por esta zona jamás han conocido un verano tan caluroso como el de éste año. 



Esta afirmación nos reconforta un poco porque ya íbamos pensando que nuestro suplicio  padecido todos estos días con los calores, eran más por la edad a la que ya vamos llegando y en la que se soporta todo peor  que por una verdadera ola de calor tórrido. Mal de muchos, consuelo de tontos.



Y poco a poco vamos descendiendo hasta nuestro “apartamento”, terminando el día sentados a la puerta, incluso teniéndonos que poner algo por encima de los hombros. ¡Benditas montañas que nos reconfortan tan a menudo!. 



Con una decena de autocaravanas pasamos la última noche en tierras francesas de la manera que siempre anhelamos todos los autocaravanistas.



22. Agosto. 2013

A la mañana siguiente, volvemos a utilizar el simpático vehículo para subir y bajar, ahorrando tiempo para no retrasarnos demasiado en el viaje de vuelta.
Comenzamos por terminar de visitar la catedral con suficiente detenimiento porque merece la pena. Ya vimos la tarde anterior el impresionante órgano adosado a una esquina y ahora tenemos la oportunidad de ver el coro que da la sensación de haberlo instalado con calzador en el centro de la nave principal. Casi no dejaron espacio para el resto de la catedral.  Como casi siempre ha sucedido con este tipo de construcciones, los estilos arquitectónicos se han superpuesto y añadido con el paso de los siglos, quedando bien patente en el claustro, pequeño y recogido en un lateral, donde es fácil adivinar sus inicios románicos y añadidos posteriores en épocas góticas y renacentistas. Maravillosas las vistas   al valle  desde una especie de ventanas que hay en el claustro
A diferencia de ayer por la tarde, a estas horas de la mañana el pueblecito se encuentra mucho mas animado, todas las tiendas de recuerdos y artesanía local están abiertas y exponiendo en la calle.

El viaje de regreso hasta Madrid, lo hacemos por el valle de Arán sin detenernos. Túnel de Viella bajando hasta Barbastro por la espectacular carretera de los túneles numerados a lo largo del Noguera Ribagorzana, ni un solo peaje y a la misma velocidad que si fuésemos por ellos. Son carreteras muy nuevas y en perfectas condiciones. Lo único que echamos en falta como siempre que volvemos de Francia es el paisaje. Es un contraste brutal, “la piel de toro” en estas fechas está acartonada por el sol veraniego y siempre nos cuesta adaptarnos; necesitamos varios días para ello. Y como siempre decimos en los regresos de las salidas largas por Europa: “Si las circunstancias nos lo permiten y el tiempo no lo impide….¡volveremos!”. Esta tontería que siempre nos viene a la mente, en estos momentos, cobra una dimensión mucho más cercana y amenazante en cuanto conectamos la radio y empezamos a escuchar en idioma inteligible para nosotros las noticias del día a día. ¡Qué ruina de país!

....Y hasta Medinaceli, lugar éste al que siempre regresamos a pasar la noche cuando venimos de Francia, y que nos permite, a la mañana siguiente, afrontar mas descansados las tareas de vaciar, recoger, trasladar, etc etc. bueno eso que todos sabemos.

INICIO DEL VIAJE:  MIDI-PYRÉNÉES 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Nous nous permettons de vous informer du drame que rencontre l’Aspeg « Musée Privé de Pegasus Bridge-Batterie de Merville » suite à son vol par l’amiral de la Perriere pour son complexe politico-militaro-touristique dénommé comité du débarquement.
-en usurpant le droit de préemption dont l’Aspeg bénéficiait en tant qu’occupant
-en achetant le terrain à l’insu de l’ Aspeg
-en utilisant les fonds qui lui étaient destinés
-en instituant l’omerta des médias au courant ainsi qu’au niveau des élus alertés qui ne respectent pas les lois.

A l’approche de 2014, les affairistes confondent 6 Juin 44- 8 Mai 45.

Peu importe , ils s’agitent dans le but de faire carnaval , de satisfaire la prébende de quelques uns et des sous au mépris du vol du" Musée de Pegasus Bridge " des victimes en vie et des lois qui sont les mêmes pour tous.
Dont l’article 40 et suivant du Code Pénal.
l'article 40-1. Toute autorité constituée, tout officier public ou fonctionnaire qui, dans l'exercice de ses fonctions, acquiert la connaissance d'un crime
ou d'un délit est tenu d'en donner avis sans délai au procureur de la République………………
Les élus, chacun , organismes au courant qui n’osent pas le dénoncer confirment leur connivence .

L'Aspeg s'oppose formellement à toute manifestation à Pegasus Bridge-Batterie de Merville sur le dos des morts, des acteurs du 6 juin dans la misère, du viol de leur testament, du vol de son Musée Privé de Pegasus Bridge car elle est la seule détentrice de la vérité historique de Pegasus Bridge.
Voilà le triste spectacle que la France, qui prétend être attachée à la démocratie, offre à l’heure où la France Patriote vit des moments qui ne sont pas sans
rappeler ceux vécus par nos parents .

Dans l’attente de vos nouvelles.

Françoise Gondrée
Fondatrice, Présidente
Musée de Pegasus Bridge&batterie de Merville
Conseil d’Administration

museedepegasusbridge@wanadoo.fr

https://www.pegasusbridge.fr

https://www.pegasusbridge.fr/collection-musee-pegasus-bridge/



elviajerosinprisa dijo...

Traducción con google:
Anónimo dijo... Nos permitimos informarle sobre el drama que encuentra Aspeg " Museo Privado de Pegasus Bridge-Batterie de Merville " en respuesta a su robo por el almirante de la Perriere para su complejo politico-militaro-touristique denominado comité del desembarco. - usurpando el derecho de tanteo del que Aspeg gozaba como ocupando - comprando el terreno a espaldas de Aspeg - utilizando los fondos que le fueron destinados - instituyendo la ley del silencio de los medios de comunicación al corriente así como al nivel de los elegidos alertados que no respetan las leyes. Al enfoque de 2014, los especuladores confunden el 6 de junio el 44-8 de mayo de 45. Poca importancia tiene, se agitan con el fin de hacer carnaval, de satisfacer la prebenda de algunos unos y céntimos con desprecio del robo del " Museo de Pegasus Bridge " víctimas

Anónimo dijo...

Impresionantes las fotos que nos dejas y la magnífica ruta.

La verdad es que me gustaría realizar un viaje como el que nos describes. El verano pasado pude realizar una ruta parecida por Galicia y la experiencia fue muy gratificante. Como no tengo Autocaravana propia decidí alquilar una a Autocaravan Express.

Este año estoy pensando repetir experiencia y sin duda volveré a alquilarla ya que las condiciones fueron inmejorables.

elviajerosinprisa dijo...

Pues mucho ánimo y adelante. Este mundillo ofrece muchas posibilidades y cuanto mas lo practicas, mas te engancha.
Gracias por asomarte a nuestro blog. Os animamos a que continuéis y a ver si nos encontramos por alguna ruta, que no sería la primera vez y quizás con vuestra propia autocaravana.
Un cordial saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...